martes, 14 de abril de 2009

Llega al orgamso cuando le acarician la oreja...

El punto G es una delicia, aunque lo tengas en la oreja. Eso dice Marie-Sophie, una francesa cuya peculiaridad reside en su oreja derecha. Ella es feliz y su marido la complace siempre que puede. Increible, cuando llegue a casa le acariciare la oreja a mi novia a ver que pasa, tratalo tu tambien y dime si se te mojaron los dedos...
Publicar un comentario