Un Telefono Mas Un Secador, Aqui les dejo el Cuento..

Hoy toco sentarme debajo de un secador de pelo, de esos redondos, de los que parecen cascos de astronautas injertos. Me toco hacerlo por el mismo tiempo que lo hace una mujer. Bueno, quizas no por tanto pero al ser hombre y nunca antes haber tenido la necesidad de hacerlo, ni mucho menos la costumbre, la experiencia para mi fue mas que similar. De colmo es verano. Sucede fui a tratar algo nuevo con mi cabeza: Dreadlocks. Hace unos meses me he estado dejando crecer el pelo con el fin de inventar con esta expresion. Aunque en si nunca me ha atrevido a usar trenzas ni tampoco andar de pelo pajonudo (largo y alborotado, para los extranjeros) para mi fue facil tomar la decision de tratarlas. Las dreadlocks me parecen tener mas personalidad. Aunque si amarro, mi cabello no es lo crespo suficiente para facilitar el proceso. Asi que para ayudar con ello tuvieron que ponerme una especie de mousse para que el pelo se endureciera (fase dos de cinco, pq aunque tenia cita, la espera fue fase uno del proceso) y luego como que para tostar el pelo me sentaron como si fuese de castigo debajo de unos de los secadores. Los primeros minutes pasaron y yo super entretenido con el Blackberry y la internet, bien ido. Enfasis en quitao, digo ido. De la nada levanto la mirada, instinto (como que inconscientemente) y me topo con el reflejo de la chica que me esta trabajando, trabajandole el pelo a una buenamosa que ya estaba siendo atentida desde mas antes que yo. Ella aprovecho unos de esos trucos de camara e invirtio algo de tiempo en mi como queriendo hacer el trabajo de la buenamosa y el mio a la misma vez. Al instante, puff! me di cuenta de donde estaba metido y me sentia como que habia estado ahi por horas. Que calenton!! Seria mas que modestia decir que la temperatura de mi cabeza era nada comoda. 15 minutos de tortura que para mi se sintieron como que se debe sentir Sr. 15 Segundo cuando piensa en las vueltas que tiene que dar para llegar a ser Sr. 15 Minuto. 6o vueltas.

Como lo que estaba leyendo eran unos articulos relacionados a las ciencias (vainas de computadoras y avances tecnologicos, avances que por cierto ya son muchos los que se han logrado en los ultimos par de anitos, en nuestros tiempos) la primera curiosidad que arribo a lo que pensaba fue la de saber que impactos y/o que efectos secundarios podria tener en mi cabeza, mi cerebro, el estar justo debajo de esta lata caldearte por mucho tiempo. En particular si esta fuera una practica periodica, asi como habituan hacerlo las mujeres. Entiendase que uso la palabra “arribo” con la entencion de mostrar mas que un simple llegar un logro. Un logro similiar al de un barco cuando llega al puerto despues de cojer lucha con un bravo mar. Pues yo imagino que esta curiosidad lucho muchisimo para llegarme a la mente, si cuando el calor y el salir de ahi era de lo unico que yo queria saber. Ahora, ya con la curiosidad de saber sobre el contacto directo y los efectos que puede tener esto en nuestro cerebro (secador + cabeza + comunmente) pense que talvez tia ciencia (mama nadamas es la naturaleza) y sus expertos tambien habian tenido el mismo interes de saberlo, y al mismo tiempo conseguir la informacion y compartirla con ustedes seria interensante. Esto fue lo que encontre:

“La mayoria de las personas se sienten comodas cuando la temperatura del aire esta entre 20 a 27 grados celsius y cuando la humedad relavita va desde 35 a 60%. Cuando la temperatura o la humedad es mayor entonces nos sentimos incomodos. Tales situaciones no causarian danios siempre y cuando el cuerpo se pueda soportar y asi mismo controlar el calor adicional. Sin embargo ambientes de muy de alta temperature pueden abrumar nuestro mecanismo de adaptamiento y provocanos condiciones serias y hasta fatales.”

Nada que ver! con lo que queria. Mala mia, pase la noche entera buscando y no encontre nada que trate el asunto del secador y el cerebro. Mientras tanto conformense con ese parrafo que por lo menos nos vuelve a acordar lo que ya todos sabemos, corremos riesgos cuando nos expones a altas temperaturas y hasta cierto punto nos deja saber que si quizas si hay algun efecto cuando nos habla de altas temperatura por que si que es alta cuando se esta debajo de un secador. Aparte de todo, personalmente fue todo una "experiencia femenina" para mi y ya tengo una mejor idea de lo que pasan las mujeres cuando les toca un salon. Eso de salon es todo un proceso complicado, de muchos detalles y aguantes. Ahora hasta aprecio mas lo que hacen las mujeres por sus apariencias, lo que hacen para mantenerse bellas y atractivas para ellas y el deleite de todos nosotros. Si, mujeres, los hombres definitivamente, por supuesto y to’ la vaina, apreciamos una mujer que se toma de su tiempo y se arregla tanto para ellas como para nosotros tambien. We love u ladies, se les agradece.

Al final solo quedabamos Dee (la estilista) y yo. Me fije en el reloj y eran las 11:29pm, me sentia exclusivo en el ambiente. De repente no oigo mas el rugido del secador (4ta fase) y "por fin se apago esta vaina!!" fue lo primero que exclame (en mi mente). Las dreadlocks apenas comienzan, veamos que tanto me duran.


foto: Dreadlocks

UPDATED: Gracias criticos y disculpas a todos los usuarios por los errores. Ya hechas algunas correcciones les dejos letras rojizas para que los que no notaron las faltas sepan donde era que estaban. Algunas palabras fueron dejadas en espanglish y otras en errores baratos. Con el update tambien fueron agregadas o reestructuradas algunas oraciones. Se les agradecen sus comentarios, sigan leyendonos y comentando, sus opiniones son apreciadas. Las fotos las debo y las comparto en un futuro post.



6 comentarios

Popular Posts

Tasa del Dollar U.S.A

FreeCurrencyRates.com

Google+ Followers