martes, 30 de junio de 2009

No hay fraude perfecto, ni cuerno tampoco...

No hay comentarios: